lunes, 25 de febrero de 2013

Bombitas nutritivas (Albóndigas vegetales)

Ingredientes: 

- Lentejas 
- Tofu
- Zanahoria
- Cebolla
- Ajo
- Shiitake deshidratado
- Algas
- Huevo
- Pan rallado
- Sal
- Pastilla de caldo vegetal
- Pimienta negra molida

Elaboración de la tapa:

1-Se pone agua a hervir con una pastilla de caldo vegetal, una cucharadita de sal, una zanahoria troceada y un paquete de lentejas hasta que se cocinen.

2- Se ralla una cebolla, 2 zanahorias, una cabeza de ajos. 

3- Se hidratan las algas y el shiitake, y lo picamos con unas tijeras.

4- Se muelen las lentejas y se mezclan con el resto de ingredientes.

5- Se añaden 2 huevos crudos y se pone pan rallado hasta adquirir la consistencia suficiente para dar forma a la masa. Se hacen bolitas amasándolas con las manos.

6- Freír en abundante aceite.

Albóndigas vegetales

Curiosidades:

Lentejas: Tiene el triple de hierro que la carne. Combinándolas con frutas ricas en vitamina C en el postre o con ensalada de pimientos, favorecemos su absorción.

Tofu: Se prepara mediante la coagulación de la llamada “leche de soja”. El elevado contenido de vitamina K en este alimento hace que tomar el tofu sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

Shitake: Esta seta de cultivo procedente de Japón y China se considera como un elixir de vida desde hace más de 2000 años, siendo cultivada en la madera recién cortada de árboles frondosos. Las propiedades medicinales de las setas shiitake se deben a un componente llamado lentinano, un polisacárido que regenera y refuerza las defensas del organismo de forma sorprendente, sobre todo contra virus y células cancerígenas.

Algas: Tienen un gran interés nutricional por su concentrado de nutrientes, pues su consumo está relacionado con una mejora de la disponibilidad de minerales, facilitan el control de la presión arterial y mejoran la salud cardiovascular.

Zanahoria: Por su alto de contenido de vitamina A o beta carotenos, es un vegetal muy recomendado para proteger la piel de radicales libres y esencial para la vista, el buen estado de la piel, tejidos y buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Cebolla: Tiene propiedades antitrombóticas, activa la circulación sanguínea previniendo enfermedades circulatorias como arterioesclerosis, hipertensión, angina de pecho, problemas de colesterol. Favorece la eliminación de líquidos corporales. La cebolla se encuentra dentro de los principales remedios naturales relacionados con infecciones respiratorias como gripe, bronquitis, faringitis y amigdalitis, por sus propiedades bactericidas e inmunológicas.

Ajo: Incrementa las defensas del organismo, mejorando nuestra respuesta a virus y bacterias. Es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y depurador. En uso tópico, su jugo es un estupendo antiséptico. Ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol.

Huevo: Ofrece una proteína con un perfil en aminoácidos ideal para las necesidades del organismo, una alta proporción de ácidos grasos insaturados, todas las vitaminas excepto la vitamina C y minerales esenciales de forma concentrada.