sábado, 16 de marzo de 2013

Croquetas de espinacas

Ingredientes: 

- Espinacas 
- 2 cebollas
- 3 ajos
- Harina
- Leche
- Pan rallado
- Huevo 
- Nueces

Elaboración:

1-Cocinar las espinacas con poca agua y sal.

2- Cortar la cebolla y los ajos y freír en una sartén con poco aceite.

3- Añadir las espinacas y las nueces troceadas a la fritura de cebolla, poner la harina poco a poco con una cuchara y agregar la leche hasta conseguir una pasta espesa. dejar a fuego lento sin parar de remover para que la harina no quede cruda y no se queme la mezcla.

4- Dejar la masa enfriar en la nevera para que sea mas fácil darle forma de croqueta.

5- Con 2 cucharas soperas ir dando la forma una a una y remojarla en el huevo batido para después pasarla a un recipiente con pan rallado y que éste se adhiera.

6- Freír en abundante aceite.

Truco - Para evitar que las croquetas se deshagan al freír se pueden congelar previamente.

Croquetas de espinacas

Curiosidades:

Espinacas: Recomendado para los que padecen gota, artritis y cálculos en el riñón, gracias al ácido fólico. Anemias, gracias a su aporte de hierro, calcio. - Colesterol, por su ausencia casi total de grasas. Anti-cancerígeno, por su aporte en vitamina A: Betacaroteno. Por su vitamina E como uno de los grandes antioxidantes aliados contra el cáncer. Anti-escorbutico. Ojos, piel, huesos, cabello, sistema inmunológico (Vit.A)

Cebolla: Tiene propiedades antitrombóticas, activa la circulación sanguínea previniendo enfermedades circulatorias como arterioesclerosis, hipertensión, angina de pecho, problemas de colesterol. Favorece la eliminación de líquidos corporales. La cebolla se encuentra dentro de los principales remedios naturales relacionados con infecciones respiratorias como gripe, bronquitis, faringitis y amigdalitis, por sus propiedades bactericidas e inmunológicas.

Ajo: Incrementa las defensas del organismo, mejorando nuestra respuesta a virus y bacterias. Es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y depurador. En uso tópico, su jugo es un estupendo antiséptico. Ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol.

Nueces: La nuez, fruto del nogal, posee una rica composición en nutrientes, que le confieren excelentes propiedades para la salud. El consumo de este fruto seco aporta innumerables beneficios al organismo, a través de su alto contenido en proteínas, vitaminas del grupo B, aminoácidos esenciales como la lecitina y aceites en la forma de ácidos grasos omega 3.